Thursday, June 24, 2010

El retorno


El retorno
------------------------
Retorno a los viñedos de noviembre
con la pena que habita en cada surco,
con la agónica savia de las hojas
que lentamente caen moribundas
sobre el lecho de tierra, donde existen
los últimos suspiros de la amada,
los rasgos de su boca cuando octubre
de almendras y vendimia sembró el frío
junto a su nombre. Llegan con su vuelo
los nítidos acordes de las grullas
mientras se oculta el sol entre las nubes;
hoy vuelan altas, altas, anunciando
la aridez del invierno, la sequía
de unos ojos sin nombre, sin destino,
que albergan la nostalgia del pasado.
Dónde fueron las risas, las promesas,
los impulsos mecidos lentamente
por un vellón de nubes con su imagen.
Solo quedan recuerdos y memorias,
palabras sin futuro de estos labios
que son como alfileres de la ausencia,
como salitre, como los sarmientos
podados en creciente, como angustia…
Va muriendo el otoño, y las marchitas
ilusiones se enredan en las hojas
que danzan con crujidos de silencio
buscando su final, como mi vida
que retorna en noviembre a los viñedos
para encontrar la luz en la nostalgia
y en la pena que habita en cada surco.
------------------------------------------------------------
Adrian

4 comments:

Gordon Mason said...

Que buenisimo!

Antonio Urdiales Camacho said...

Desde los tiempos de Nueva Poesía y Poesía Pura, un feliz tropiezo me ha traído hasta tu blog y he paseado de nuevo por los surcos, siempre verdes, de tus versos. Todo un placer irresistible.

Un abrazo.

Antonio

Adrián Pérez said...

Muchas gracias Gordon Mason por tu comentario, me alegro mucho al saber que te ha gustado el poema, un saludo.
Adrian.

Adrián Pérez said...

Muchas gracias Antonio Urdiales, siempre es un placer tenerte entre mis versos, te envío un gran abrazo desde La Rioja.
Adrian.